PAPÁ PACOPAMPINO

Un saludo especial a todos los papás pacopampinos y por favor dejar sus saludos.

Papá, hoy he vuelto a recordar, esos felices o difíciles momentos que pasé contigo. Esas mañanas interminables labrando la tierra y a pesar del abandono de la lluvia, tú, siempre nos inculcaste fe, esperanza. Y al cabo de un tiempo veíamos florecer los campos, alegrarnos con su canto los copetones, perdices, huanchacos, una que otra chilala, como anunciando su destino. También aparecían los cargachos robando lana, para empezar su nido, pues todos festejaban papá, Dios para todos hacía producir la chacra.
También recuerdo aquellos días de lluvia, en los que el que tenía con que llenar la olla, a las justas sacaba la cabeza por la ventana de su casa, pero hay de aquellos que sufrían la injusta vida, con lampa al hombro se dirigían a ganarse el pan del día y con barro y lluvia hasta el cogote, proseguían deshierbando el maíz o aporcando la papa. Pero era mejor ganarse con sacrificio, pues Dios bendito ha de saber gratificar tu esfuerzo y con creces irá pagando tu abnegada labor papá pacopampino. Aún recuerdo padre esos días que caminábamos por esos parajes en pos de abrir senderos y llevar el agua bendita hacia nuestro pueblo. Piqueando, botando tierra con lampa o palana o a veces con hacha en mano derribábamos árboles para cruzar esos empinados bosques. Como no recordar, esas conversaciones larguísimas, con el chiste certero o la broma perfecta. Nuestra ilusión era grande, ver florecer las campiñas y escuchar el murmullo de tus aguas recorriendo sinuosos caminos para perderse en los infinitos confines de nuestro pueblo. Fruto de ese sueño trunco, como hito imperecedero ha quedado la inmortal palmera que alguien lo trajo para recordarnos a cada instante que también hay ovejas negras en tu rebaño. Padre, tú eres descendiente de los antiguos Pacopampa que sin escatimar esfuerzos hicieron grande a nuestro pueblo, y piedra tras piedra, dieron forma y elegancia a nuestra ancestral cultura Pacopampa, de la cual nos sentimos orgullosos y donde quiera que nos encontramos siempre decimos: SOY DE PACOPAMPA SEÑORES.


FELIZ DÍA PAPÁ PACOPAMPINO.

Deja un comentario