HUANCHAQUITO PECHO COLORAO

Huanchaquito pecho colorao:

Que cantas en todo lao,

siempre bien tempranito

con tu traje muy bonito.

Acompañas  al campesino,

que en el campo labra su destino,

dejando caer la semilla,

por la cual siempre se humilla,

ante aquellos que dicen tenerlo todo

y no les importa que trabajes en el lodo.

Pero es el huanchaquito

al que a veces le pegan gritos

con piedras, latas y pitos

quien te acompaña en el campo

y agradece con su canto

a Dios bendito y Santo

que esparce el alimento.

Tú nos das alegrías

a pesar de nuestras tristezas

cuando no crece ni maleza.

Tú viste crecer el maíz

que alimenta nuestro país,

con los riquísimos tamales

que nos alivian los males.

Huanchaquito tú que me viste sufrir

por una mujer ingrata

que con sus ojitos de gata

a todos prometía a su lado vivir.

Huanchaquito pecho colorao:

Tú que vas por todo lao,

dile a mi amorcito

que no olvide mi corazoncito

y aunque pasen los años

siempre lo querré como antaño.

Huanchaquito pecho colorao:

Tú que vas por todo lao,

y si un día llegas al cielo Santo

dile a mi madrecita,

mujer trabajadora y bendita,

que siempre la quiero tanto,

y que cada día que pasa,

al recordar nuestra casa

perlas brotan de mis ojos,

y se esparcen por los rastrojos,

recordando los antojos,

que preparaba con mucho aliño

y nos ofrecía con cariño.

Huanchaquito pecho colorao:

No te olvides del campesino,

recuerda que él labró nuestro destino,

con ejemplo, amor y trabajo

nos educó desde abajo

sembrando hasta en los cascajos.

Autor: Max

Deja un comentario