21 de Noviembre Un Aniversario Más de Pacopampa como Patrimonio Cultural de la Nación

 

Hoy 21 de Noviembre conmemoramos un aniversario más de Pacopampa, ese “Rinconcito de los Andes” declarado como Patrimonio Cultural de la Nación. Hecho que está grabado en las mentes y los corazones de cada uno de los que tenemos le dicha de haber nacido en esta nuestra tierra y sobre todo de ser descendientes de una cultura milenaria. Este acontecimiento de gran importancia para nuestro pueblos, distrito y provincia respectivamente no sería posible sin la loable labor del Dr. Yuji Seki y su equipo de colaboradores y trabajadores del Proyecto Arqueológico Pacopampa.

Y con mucho cariño para ti Pacopampa tierra bendita, estos versos que brotan de mi alma y a ti con reverencia te dedico:

PACOPAMPA TIERRA QUERIDA

El verdor de tus inmensos campos,

y el color de tus flores

embellecen tu añorado suelo,

desde la sima más profunda

hasta el prodigioso azul cielo.

Suelo bendito prodigio inmortal,

porque en esta tierra señorial

nacieron obispos, sacerdotes y monjitas,

que con sus oraciones benditas,

engrandecen y curan los corazones afligidos,

de todo aquel que nació en este suelo querido.

Pacopampa cuna de una cultura ancestral,

de hombres y mujeres sin igual,

que codo a codo y piedra sobre piedra,

hicieron que su historia cual hiedra,

llegara a todos los confines de la tierra,

porque labraron la dura piedra

con sus increíbles y mágicas manos,

como si ante ellos esos litios soberanos

fueran un débil guijarro o un poco de barro.

Pacopampa tierra querida,

que tienes al Mirador como tu engreído,

que cual vigilante alerta y comprometido

vela los pasos de todo aquel que allí ha nacido,

y recorre el mundo cosechando anhelos,

después de muchos días y noches de desvelos;

por labrarse un porvenir justo y feliz

para vivir cómodo y sin ningún desliz,

y a donde quiera que vaya,

sea una hermosa ciudad o una mágica playa,

poder gritar a los cuatro vientos:

¡Pacopampino soy y nadie me pisa el poncho!

Por honesto, trabajador y honrado

como mis ancestros me han enseñado.

                                         Autor: Max Torres.

 

 

Deja un comentario