La Tumba de los Sacerdotes de la Serpiente Jaguar de Pacopampa

Juan Pablo Villanueva*, Yuji Seki ** y Daniel Morales*

* Universidad Nacional Mayor de San Marcos, Perú

**  Museo Nacional de Etnología, Japón

Pacopampa es un centro ceremonial construido hace 3000 años sobre una colina, a 2500 m.s.n.m., en la cuenca del río Chotano y adyacente al C.P.M. de Pacopampa, Distrito  de Querocoto, Provincia de Chota, Región de Cajamarca. Este templo es parte del complejo complejo arqueológico   del período Formativo (ca- 2500-50 a.C.) más antiguo y extenso de la sierra norte del Perú. Pacopampa es un gran edificio, de 300 x 120 m y una altura de 20 m, compuesto de tres grandes plataformas superpuestas de manera escalonada en la colina. 

(Figura 1). Monumentales escalinatas, instaladas al centro de estas, permitían el ascenso hasta la cúspide del templo, en la cual  se construyeron una serie de edificios asociados a patios y plazas hundidas, donde se congregaban las personas,  que vivían en  aldeas alrededor del centro ceremonial, en particulares fechas para participar de una serie de actividades ceremoniales relacionadas a su cosmovisión en la cual diferentes elementos de la naturaleza eran veneradas con el objeto de mantener la subsistencia de la comunidad.

Este monumento es resultado de sucesivas construcciones y remodelaciones  arquitectónicas ejecutadas durante casi un milenio. Estos cambios en la arquitectura y al decoración de las vasijas de cerámica nos permite dividir el desarrollo del templo en dos fases o periodos: Pacopampa I (1200 a 800 a.C.) y Pacopampa II (800 a 400 a.C.).

Tumba oval

  Aquellos ritos y ceremonias, así como las remodelaciones del templo,  eran dirigidas por un grupo de líderes –sacerdotes. Durante la última semana de setiembre de 2015, hemos exhumado los restos de dos importantes personajes de aquella  antigua élite que fueron enterrados, hacia el año 600 a.C., en una tumba de forma oval, de 0.90 m de diámetro y 1 m de profundidad, construida previamente a la remodelación, durante la Fase II, del Patio Cuadrangular Hundido, un escenario de reuniones públicas en las que se realizaban actividades ceremoniales que implicaban el consumo de alimentos y bebidas.

Se trata de dos individuos adultos fueron enterrados con los cuerpos flexionados y dispuestos uno junto al otro aunque en direcciones opuestas al este y oeste (Figura 2).

El primer y principal individuo fue depositado flexionado sobre su dorso y orientado al este. Este personaje portaba un collar de oro compuesto de 31 cuentas en forma de esferas, cada una compuesta de 5 a 6 diseños de “eslabones en forma de 8” (de 1.5 cm de diámetro), y de un dije central en forma de “colmillo”

(Figura 3), en total el collar pesa 96.88 gr.

Frente al cráneo de este personaje se depositaron a modo de ofrendas una serie de minerales con particulares colores: Cinabrio rojo, hematita marrón, azurita azul, malaquita verde, calcita blanco y al final magnetita azul brillante cubriendo parcialmente alguna de las anteriores.

Posteriormente, se depositó, cubriendo parcialmente al anterior, al segundo individuo flexionado sobre su lado derecho y orientado al oeste. Sobre sus caderas se colocó, a manera de ofrenda, una botella asa estribo, de 20 cm de altura, modelada en forma de una serpiente con cabeza de jaguar que muestra los colmillos trabados (Figura 4) y en el cuerpo  muestra diseños romboidales incisos.

La representación de esta excepcional botella permite comprender el diseño del collar de oro como una representación simbólica del movimiento de la serpiente (forma de “8”) asociada al colmillo del jaguar (representado en dije), elemento que

aún hoy es usado como emblema de poder por los líderes y chamanes amazónicos.  Ambas ofrendas dan el nombre de “Sacerdotes de la Serpiente Jaguar” a estos personajes que portaban los emblemas y la representación de esta probable deidad y que probablemente dirigían las ceremonias que se  realizaban en el Patio Hundido, a cuyo lado fueron enterrados.  Los minerales que fueron ofrendados al sacerdote principal fueron utilizados como pigmentos en una serie de artefactos (v.g. cerámica) y en pintura mural. Su naturaleza y sus colores tienen un significado simbólico que aún no podemos conocer.

A los Sacerdotes de la Serpiente Jaguar  se suman a otros importantes personajes exhumados en el templo, como las sacerdotisas “La Dama de Pacopampa” (2009), “La Dama del dije de oro”, “Las sacerdotisas del San Pedro(2012) que portaban ornamentos de oro y plata finamente elaborados como emblemas de su poder que tras su muerte, se convirtieron en importantes ancestros que trasmitían su “poder espiritual” a los espacios  arquitectónicos en los que fueron enterrados, recibiendo además un particular culto en asociación a otras actividades ceremoniales que se  realizaban en estos ambientes. Además, se han hallado más de 50 contextos funerarios, de diferentes rangos sociales y fases cronológicas, algunos de los cuales corresponden a individuos conformaren parte del grupo especializado en la ejecución de estos rituales. De estos personajes, destacan la Dama de Pacopampa y el Sacerdote de la Serpiente Jaguar como auténticos sacerdotes líderes.

Estos singulares hallazgos son resultado de 11 años (2005-2016) de intensivas y sistemáticas investigaciones arqueológicas desarrolladas en Pacopampa en marco de un convenio entre la Universidad Nacional Mayor de San Marcos y el Museo Nacional de  Etnología del Japón y que tiene como objetivo  el estudio del origen y desarrollo de la complejidad social en los Andes centrales.

Al momento que el templo de Pacopampa funcionaba y era dirigido por sus sacerdotes, una serie de similares templos funcionaban en diferentes territorios de la costa y sierra de los Andes centrales, siendo uno de los más emblemáticos Chavín de Huántar en Ancash. La evidencia de sacerdotes con ajuares de oro también está presentes en el desarrollo del templo de Kuntur Wasi  en Cajamarca. Las evidencias halladas de Pacopampa y Kuntur Wasi demuestran que estos sacerdotes tenían acceso a  recursos naturales de diferentes zonas ecológicas y regiones, así como también pudieron ser parte de una red de peregrinación entre templos de una gran región, lo que generó una dinámica social que permitió la emergencia del poder y la diferenciación social que caracteriza a eta época que los arqueólogos llamamos Período Formativo.

Versión original : Revista Cultural “El Ushún”  N° 3 – 2017 (Páginas 15 a 17).

Tumbas con Más de 2800 Años de Antigüedad en Cultura Pacopampa

La Cultura Pacopampa esta de fiesta, pues a los hallazgos anteriores (La Dama de Pacopampa) hoy se suma el descubrimiento de cinco nuevas tumbas con más de 2,800 años de antigüedad, una de las cuales pertenecería a un personaje de élite y posee un dije de oro de dos centímetros de diámetro, una cuenta de piedras y vasijas de cerámica. Estas evidencias permitirían conocer que nuestra cultura se desarrolló entre 700 a 800 años antes de Cristo”, según aseveraciones del director del proyecto Doctor Yuji Seki. También mencionó que Pacopampa es un gran centro ceremonial de la época formativa, contemporáneo a Chavín de Huántar y que La Dama de Pacopampa fue enterrada antes de la construcción del templo ceremonial. Estas tumbas (las descubiertas) se dieron después e indicarían que se trataba de una clase de élite que manejaba el templo.

Proyecto Arqueológico Pacopampa. 2005 – 2012
Universidad Nacional Mayor de San Marcos – Museo Nacional de Etnología de Japón.

Aquí algunas evidencias del denodado trabajo del equipo de Arqueólogos e Investigadores, de la Universidad de San Marcos y el Museo de Etnología de Japón, bajo la dirección del Doctor Yuji Ski:

 

La Dama de Pacopampa

 

Descripción y Ubicación de los Fogones

Cabeza de Jaguar Antropomorfo con Mascaypacha

Cabezas de Ave de Pico Encorvado y Lagrimones

Cabezas de Jaguares con Colmillos

Piedra Cilíndrica

El monolito de la Plaza de San Pedro

La Estela

Una estela de piedra descubierta por Rafael Larco Hoyle en 1939 en el sitio de Pacopampa (provincia de Chota) se muestra imponente en las galerías del Museo Larco. Se trata de la escultura de una mujer con rasgos sobrenaturales. Su rostro presenta una boca con gesto agresivo, de la cual sale un flujo. Lleva orejeras circulares en los lóbulos de sus orejas. Junto a sus piernas hay dos prolongaciones en forma de plumas o alas. Su cuerpo ha sido representado por dos caras felínicas de perfil entrelazadas, que vistas de frente también forman un rostro estilizado de felino. La boca felínica con colmillos forma a su vez la vagina dentata de esta mujer. Este rasgo de la vagina dentada aparece en mitos de muchas culturas alrededor del mundo, generalmente referidos a una gran y terrible madre creadora. Entre el rostro humano y el rostro animal, esta la representación de un Strombus, molusco de mares cálidos que está vinculado simbólicamente al ciclo del agua.

Estela Pacopampa(Museo Larco – Lima)

DISEÑO O FIGURA DE LA ESTELA

Piedra de Las Serpientes

La piedra de los pies Tallados

  

Piedra del Rastro.

Huacos de la Cultura Pacopampa

Templo de las columnas